El hijo del propietario del resort fue asesinado a tiros; P73,000 sin tocar

Alguien lo quería muerto con seguridad, y no por su dinero.

Un hijo del propietario de un resort en la ciudad de Talisay fue asesinado a tiros mientras conducía su vehículo deportivo utilitario alrededor de las 1:45 p.m. ayer en OPRRA, barangay Kalunasan, Cebu City.



El tirador era su pasajero, un joven no identificado con jeans y una camiseta blanca.



Disparó desde el asiento trasero, luego salió, abrió la puerta del lado del conductor y volvió a disparar dos veces a la cabeza de Antonio Favia Santos, de 39 años.

El robo no era el motivo probable. Santos tenía dos fajos de billetes de P1,000 y P500 pesos en sus bolsillos, un total de P73,000 y $ 70.



La policía investiga la causa del asesinato del hijo del dueño de Villa Teresita Resort.

Iba de camino a casa desde la cárcel de la ciudad de Cebú, una visita cuyas circunstancias no estaban claras de inmediato. No era un día de visitas programado para los presos.

La policía dijo que había informes que vinculaban al joven Santos con operaciones de juego de masiao y swertres.



Santos es un hijo casado de la pareja Pablito y Teresita Santos, dueña de Villa Teresita Resort en barangay Pooc, Talisay City.

El joven Santos recibió dos disparos en la sien y nuca izquierdos.

Murió instantáneamente, dijo Senior Insp. Jul Mohammad Jamiri, jefe de la sección de homicidios de la oficina de policía de la ciudad de Cebú.

Un testigo, un conductor habal-habal con un jinete solitario, dijo que estaba siguiendo al Honda CRV azul claro de la víctima, cuando el automóvil se detuvo repentinamente al llegar a una curva unos metros por la carretera inclinada.

El conductor de la motocicleta dijo que escuchó una primera ráfaga de disparos.

Luego vio salir a un hombre con una camiseta blanca y jeans azules. El pasajero luego le disparó al hombre al volante de la Honda CRV.

El testigo dijo que Santos trató de maniobrar el automóvil para hacer un giro en U, aparentemente para tratar de obtener ayuda, pero la parte trasera del automóvil chocó con un poste eléctrico y se abalanzó en el lado izquierdo de la carretera montañosa.

Escuché tres disparos de armas. No pude ver claramente el rostro del pistolero porque estaba de espaldas a mí, dijo el testigo.

Luego, el pistolero se apresuró a subir a una motocicleta que esperaba unos metros más adelante y huyó.

Santos fue encontrado desplomado en la calle a un metro del auto, cuando llegaron los policías.

En la carretera se encontraron dos cartuchos vacíos y una bala disparada con una pistola calibre .45, incluido el teléfono celular de Santos.

La policía dijo que la Honda CRV de Santos fue vista estacionada afuera de la cárcel de la ciudad poco antes del tiroteo. Ayer no fue un día de visitas normal para los presos.

SPO1 Violango dijo que la policía confirmó que Santos había visitado la cárcel el martes por la tarde alrededor de las 3 p.m.

Unos minutos después del ataque, una motocicleta negra fue encontrada abandonada en Justice Street en Peace Valley. La policía cree que se utilizó como vehículo de escape.

Un guardia de seguridad de una residencia privada allí dijo que vio a tres hombres montando la motocicleta y luego trasladados a una camioneta multicab ligera que la seguía. El guardia no pudo recordar el número de matrícula de la camioneta.

Jefe de Sección de Homicidios Senior Insp. Jul Muhammad Jamiri dijo que la información policial indica que Santos estuvo involucrado en la financiación de masiao y swertres ilegales durante varios años y que su operación se expandió recientemente a la isla de Negros.

Su negocio lo arruinó porque muchos ganaron, luego pudo vender sus pertenencias para compensar a los ganadores. Tal vez tuvo algo cayendo tan muerto, dijo Jamiri anoche.

(Tuvo mala suerte porque había muchos ganadores. Tuvo que vender sus pertenencias para reunir el dinero para pagarlas. Quizás uno de ellos se metió en las drogas).

Jamiri dijo que todavía están investigando el motivo y quién era su compañero dentro del Honda CRV celeste con matrícula YBH 835.

Jamiri dijo que parecía que la víctima provenía de la cárcel de la ciudad de Cebú, aunque no pudo visitar allí porque no había horario de visita para el miércoles.

¿Olivia munn habla japonés?

En Teresita Resort en Biasong, Talisay City, la cuñada de Antonio dijo que la familia estaba en estado de shock y no estaba al tanto de ninguna amenaza para la vida de Antonio, quien es copropietario del resort.

Ella dijo que la esposa y el padre están en estado de shock y aún no le han dado la noticia a la madre de la víctima.

Antonio era el cuarto de cinco hermanos. Tuvo dos hijos con su esposa Maricar.

Vivían en Labangón, Ciudad de Cebú, pero durante el verano, la familia se quedaba en el complejo de Talisay.