Malasia sacrificará 3.000 cerdos tras el descubrimiento de la peste porcina africana

KUALA LUMPURMalasia planea sacrificar 3.000 cerdos salvajes y domésticos después de un brote de peste porcina africana (PPA) en jabalíes y cerdos de traspatio en el estado de Sabah en la isla de Borneo a mediados de febrero.

La enfermedad se detectó en al menos 300 cerdos en tres distritos, Pitas, Kota Marudu y Beluran, después de un caso reportado que involucró la muerte de un jabalí el mes pasado, según una alerta de la Organización Mundial de Sanidad Animal emitida el viernes. Este fue el primer descubrimiento de la enfermedad en Malasia, dijo la alerta.



Ya se han sacrificado 22 cerdos en un esfuerzo por frenar el brote, dijo el viceministro jefe de Sabah, Jeffrey Kitingan, en un comunicado el domingo.



Se estima que hay alrededor de 2.000 cerdos en Pitas y alrededor de mil cerdos barbudos salvajes en un radio de 50 km (31 millas). Todos estos animales tendrán que ser sacrificados, dijo Kitingan, quien también es el ministro de agricultura y pesca.

La peste porcina africana, que es mortal para los cerdos pero inofensiva para los humanos, representa una amenaza para las reservas de alimentos.



China, el mayor productor de carne de cerdo del mundo, informó la semana pasada sobre nuevas variantes de peste porcina africana, mutaciones naturales en el virus que asoló la piara de cerdos de China durante 2018 y 2019 y que continúa matando cerdos.