Chris Botti actuará con Sting en Manila por primera vez

CHRIS Botti

CHRIS Botti

Chris Botti, nacido en Portland, hijo de un pianista de formación clásica y profesor de los idiomas italiano e inglés, sabía sin duda con tan solo 12 años que dominar la trompeta, el instrumento de metal que ha existido desde 1500 a. C., será el trabajo de su vida.



Y todo gracias al legendario Miles Davis, cuya inquietante interpretación de My Funny Valentine despertó en el joven Botti el ardiente deseo de dejar su propia marca en el mundo maravilloso y en constante expansión del pop y el jazz contemporáneo.



El impacto emocional de su sonido resonó en mucha gente, pero para mí, cuando era un niño de 12 años, fue como un rayo, dijo Botti, de 53 años, al Inquirer en un correo electrónico. Nunca había escuchado música tan melancólica y libre, así que supe en ese momento que quería hacer de la trompeta mi carrera. 'No pensé en venir a Manila necesariamente, ni en ninguna de las cosas importantes de mi carrera, pero sabía que quería tocar música por el resto de mi vida', agregó.

Y Botti, que empezó a tocar la trompeta cuando tenía 9 años, no eligió un instrumento fácil de conquistar. Describió la trompeta, que tiene el registro más alto en la familia de los metales y un elemento permanente en las orquestas y muchas bandas de concierto, como considerablemente más exigente o difícil que el saxofón, por lo que no hay tantos músicos que posean la habilidad única y difícil. conjunto necesario para sacar música hermosa de él. Kylie Padilla se muda a una nueva casa con sus hijos después de separarse de Aljur Abrenica Jaya se despide de PH y vuela hoy a EE. UU. Para 'comenzar un nuevo viaje' MIRAR: Gerald Anderson sale a navegar con la familia de Julia Barretto en Subic



Tal vez ha sido una ventaja increíble para mí, poder destacar entre la multitud de uno o dos o tres, en lugar de 200 o 300. Creo que tal vez, no tocar el saxo, la guitarra o el piano y tocar mucho El instrumento más escurridizo me ha ayudado mucho, compartió el ganador de varios Grammy.

Botti mejoró su arte en la Universidad de Indiana, donde obtuvo una licenciatura en música, aprendiendo de maestros como el respetado educador de jazz David Barker, el profesor de trompeta Bill Adam, el trompetista de jazz Woody Shaw y el saxofonista de jazz George Coleman.

Se mudó a Nueva York en la década de 1980 y tuvo la gran fortuna de continuar su educación mientras estaba de gira con otros grandes de la música como Frank Sinatra, Natalie Cole y Joni Mitchell y, más ampliamente, con Paul Simon y Sting.



De ellos, Botti dijo que aprendió que para ser el mejor, también debes rodearte de los mejores.

Fuerte convicción

Definitivamente creo que ya sea Paul o Sting o alguien como ellos, su fuerte convicción de tener grandes músicos a su alrededor ha sido importante e impactante en sus carreras, dijo Botti.

taiwanés turista string bikini boracay

Seguí esa mentalidad, y ha ayudado a mi carrera de muchas maneras, rodeándome de grandes personas y tratando de mostrarles respeto y querer respeto de ellos también, agregó Botti.

Pero de todos los artistas estimados con los que trabajó Botti, es Sting (ex compositor principal y líder de la exitosa The Police) a quien dijo que le debe una gran parte de su carrera.

Él le da crédito al poseedor de 16 premios Grammy por haberle dado sus grandes oportunidades, y también un mayor aprecio por la disciplina que implica hacer una carrera significativa en la música.

PICADURA

PICADURA

He aprendido mucho de él, como encontrar la pasión en la rutina: levantarme, practicar, hacer yoga, viajar con la banda.

En muchos sentidos, he modelado mi carrera según lo que aprendí estando cerca de él durante esos dos o tres años en la gira Brand New Day, dijo Botti.

La oportunidad de ser su acto de apertura en todo el mundo, eso realmente lanzó mi carrera a lo grande. Siempre ha sido el mayor partidario y el mejor amigo, y en realidad es como mi hermano mayor, agregó.

reese witherspoon atropellado por coche

Oscuro, melancólico

Botti, quien ha sido aclamado por la crítica por su consumado control de la respiración y su estilo de juego oscuro y melancólico, ha salido de la intimidante sombra de Sting.

Desde el lanzamiento de su álbum de 2004, When I Fall in Love, Botti se ha convertido en el artista instrumental estadounidense más vendido, cuya música oscila sin esfuerzo del jazz al pop.

Tiene cuatro álbumes de jazz número uno y varios premios de oro, platino y Grammy, una carrera que enorgullecerá incluso a Miles Davis.

Botti ha dado la vuelta al mundo y ha vendido más de cuatro millones de álbumes y no ha mostrado signos de colgar la trompeta.

Por lo tanto, lo llena de gran alegría tener otra oportunidad de compartir el escenario con Sting en su espectáculo de una noche en Resorts World Manila el 3 de marzo, la primera vez que actúan juntos en Filipinas.